miércoles, 6 de noviembre de 2019

Encuentro anual de referencia del sector cárnico

IV Fórum Cárnico 2019

Carne cultivada, una apuesta por la innovación

09/09/2019
foto

Durante los últimos años, el auge en el consumo y demanda de análogos cárnicos se ha basado en el uso de vegetales. Sin embargo, la carne cultivada en laboratorio cada vez está más cerca de nuestros lineales. En ambos casos, el objetivo de producir carne de forma artificial es seguir ofreciendo proteína de origen animal, porqué nos gusta comer carne, pero hacerlo de una forma amigable con el medio ambiente y sin tener que sacrificar ganado.

El proceso de elaboración de este tipo de productos requiere de mucha investigación científica, y en ello están trabajando instituciones de todo el mundo. Aunque todavía no está disponibles comercialmente, la carne cultivada pretende cambiar el sistema productivo ganadero. ¿Por qué? Porqué no necesita el sacrificio ni la cría de animales. Básicamente, se trata de extraer células de un animal y reproducirlas in vitro para generar tejido muscular comestible para el ser humano.

De momento, este proceso es demasiado caro para producir grandes cantidades y ponerlas en el mercado, pero tiempo al tiempo. Muchos expertos y científicos vaticinan que esta tipología de productos convivirá en el futuro con la carne tradicional, pudiendo llegar a tener más cuota de mercado que la carne que consumimos actualmente.

En este sentido, con el objetivo de defender sus derechos frente a las autoridades de Estados Unidos y avanzar en un mismo camino, 5 empresas estadounidense referentes en el cultivo de células para producir carne han creado la Alliance for Meat, Poultry and Seafood Innovation (Alianza para la Innovación de Carnes, Aves y Mariscos). Como todavía no existe un procedimiento oficial que garantice la seguridad de estos productos, la Alianza pretende trabajar de la mano con los legisladores norteamericanos para establecer los protocolos y poder lanzar en breves sus productos.

En España también hay empresas que trabajan en la investigación de la carne cultivada, como Qubiq Foods -produce grasa cultivada a partir de células animales- o Biotech Foods. Esta última desarrolla una tecnología en la que el tejido animal se cultiva en un entorno controlado utilizando tecnología de cultivo celular, haciendo innecesaria la cría y la matanza de animales.

Pero si hay una empresa que ha sido pionera en la producción de carne cultivada es Mosa Meat, la compañía holandesa creadora de la primera hamburguesa de vacuno elaborada con células de vaca -extraídas a través de una biopsia con el animal sedado-. En estos momentos, el equipo está trabajando para comercializar sus productos y esperan hacerlo en menos de 3 años.

Bienvenidos a la revolución de la carne sin carne

02/09/2019
foto

El 6,3% de los consumidores españoles son flexitarianos, el 1,3% es vegetariano y el 0,2%, vegano. Estas cifras que ofrece el estudio The Green Revolution de la consultora Lantern pueden parecer pequeñas, pero juntas están cerca de ser 4 millones de personas.

De esto se ha dado cuenta parte del sector cárnico, quien está lanzando al mercado nuevos productos que se alinean con un mundo más vegetal y menos animal. Esto se traduce en una expansión sin igual del mercado de legumbres y proteínas vegetales procesadas que, además de adaptarse a la tendencia ecológica, se adapta también a una producción que no requiere sacrificios animales.

Por el momento, existen dos variantes de producción de análogos cárnicos: los productos elaborados mediante proteína vegetal y los que se desarrollan en un laboratorio, más conocidos como carne cultivada. Estos últimos, aunque todavía no se han lanzado al mercado, ya se están estudiando profundamente y se prevé que en breve se comercialicen los primeros productos.

Si nos fijamos en los datos, los principales motivos por los que los consumidores reducen o eliminan el consumo de productos cárnicos son la preocupación por la salud, por el medio ambiente y por el bienestar animal, tal y como indica Mintel. En este sentido, alrededor del 60% de la proteína de los alimentos que consumimos actualmente es de origen animal, y se prevé que en 2020 sea del 64%. Pero, a la vez, el mercado de proteínas vegetales va tomando forma y en 2017 superó los 3.100 millones de dólares. ¿El futuro? Se espera que llegue hasta los 5.000 millones en 2020 y hasta 300.000 millones en 2054, tal y como explica Luz Research.

Y para aquellos que sigan creyendo que es un negocio sin futuro, revisemos más datos. Desde 2013, los productos elaborados a base de proteínas vegetales han registrado un extraordinario aumento del 451% solo en Europa; la compañía estadounidense Beyond Meat, una de las punteras en desarrollar carne mediante proteínas de guisante, ha alcanzado un valor de 1.500 millones de dólares; Bill Gates invirtió más de 108 millones de dólares en Impossible Foods, la empresa pionera en todo este nuevo movimiento alimenticio, y 17,8 millones en Beyond Meat; y las cárnicas españolas más importantes ya han lanzado productos sin carne, como Noel con su gama Veggie o Campofrío con Veggalia.

Aunque esta tendencia genera muchas dudas entre la industria, está claro que también despierta mucho interés. El potencial existe, es amplio y está en manos de cada uno decidir si se suma al movimiento o si se queda quieto como un simple espectador. La pregunta es… ¿no hacer nada ha dado alguna vez buenos resultados?

Patrocinador Premium

Logo de BANCO SABADELL

Patrocinador MeatWorking

Logo de Meat Attraction - IFEMA - Feria de Madrid

Patrocinadores

Logo de ACO Productos Polimeros
Logo de BETELGEUX-CHRISTEYNS
Logo de CSB-System España
Logo de Danfoss, S.A.
Logo de Dinox S.L.
Logo de Diversey España
Logo de Foss
Logo de Ibercassel
Logo de IFR Group
Logo de ITRAM higiene
Logo de Jarvis España
Logo de MIMASA
Logo de Plásticos Detectables
Logo de Proquimia
Logo de Refrica
Logo de Rotogal
Logo de Trades, S.A.
Logo de Vibrofloors

Entidades Colaboradoras

Logo de Generalitat de Catalunya - Departament d'Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació
Logo de PATT 2019

Promotores

Logo de IRTA - Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries
Logo de Tecno Carne
(c) Interempresas Media, S.L. - 2015